miércoles, diciembre 08, 2004

Excesivamente hermoso

Ella bailaba con sus amigas..Yo con los míos..Algo quiso que nos encontráramos frente a frente, y ella se lanzara a darme un beso en la mejilla que apenas duró un segundo..Yo no podía creérmelo..Me gustaba de siempre, y aquel gesto suyo me sigue pareciendo, a día de hoy, un halago realmente divino..A medida que transcurría la noche y la gente abandonaba aquel bar, me daba la impresión de que la distancia que me separaba de ella era menor..Cuando la noche tocaba a su fin, pudimos cruzar unas palabras al lado de la barra..La conversación fue tremendamente entrañable..Nos despedimos sin más, salió del bar y se fue sola..No sé qué es lo que me sucedió, que es lo que se apoderó de mi, que me hizo salir segundos después en su busca..Cuando la vi, ya estaba por la mitad de la calle..Grité su nombre y ella se giró..Se quedó allí quieta, esperando, como si conociera el desenlace de la escena a la perfección.. Mientras, yo recorría el espacio que había entre nosotros..Cuando llegué a su altura simplemente nos besamos, sin necesidad de palabra alguna..Las gotas de lluvia que caían hacían que ella estuviera aún más bella y que aquel instante fuera de esos que en el mismo momento que los estás viviendo, tienes la completa certeza de que los vas a recordar para siempre..Fue un beso de película, excesivamente hermoso..Un beso tan hermoso como deseado..

3 comentarios:

  1. Que bonito fue todo, el mejor de los guiones posibles

    ResponderEliminar
  2. Me ha encantado esa escena... ese beso con sabor a recuerdo, a permanencia en la memoria...

    Seguiré visitándote...

    http://blogs.ya.com/elbosquecallado

    ResponderEliminar