viernes, marzo 18, 2005

Mi padre

Hoy es su compleaños..Nos parecemos mucho más de lo que él cree y mucho menos de lo que yo quisiera..Ojalá tuviera yo su fuerza de voluntad..La misma con la que ha conseguido (junto a la inestimable ayuda de mi madre) sacar adelante a estas cuatro fierecillas, teniendo que sacrificar casi su vida para lograrlo..Ojalá tuviera yo su sensibilidad..La misma que plasmaba en aquellas cartas de amor llenas de faltas de ortografía con las que conquistaba a mi madre..La misma que hace que se emocione ante la más mínima sensación..Ojalá tuviera yo su corazón y su bondad..La misma que le hace pasar por la vida de puntillas, sin una mala intención, sin dar un ruido y sin decir una palabra más alta que otra, en muchas ocasiones por no molestar..Y por esas cosas y muchas más, le admiro..Cada uno de los segundos que me ha necesitado y no he estado a su lado los llevo clavados como puñales, pero sé que no tendrá inconveniente en perdonármelo..Al igual que sabe lo mucho que lo quiero y lo orgulloso que me siento de él, aunque creo que ésta sea la primera vez que se lo digo en serio..Muchas felicidades papá!!!

10 comentarios:

  1. Felicita a mi padre de mi parte. "Paraíso sin ti..." la verdad es que disfruto mucho leyendo tus "posts"...me han encantdo tus últimos versos. Puede con sea el lugar más indicado, pero al leer tus palabras hacia tu padre,he recordado una cosa que escribí el año pasado a mi padre. Lo voy a poner aquí, pidiéndote disculpas por ocupar espacio, pero por si te apetece leer como es mi padre, y lo que quiero. Por cierto, seguro que tu padre estará orgulloso de ti.

    La verdad es que no es fácil sentirse orgulloso de un padre. ¿Por que te vas a sentir orgulloso de tu padre si ni lo has criado, ni lo has educado, ni lo has alimentado para que se pusiese grande, ni nada de nada?
    Los niños cuando son pequeños se sienten orgullosos del padre que es entrenador de un equipo de fútbol, del padre que es bombero, o del padre que es policía. Y resulta que de pequeño mi padre no era ninguna de las tres cosas, sino más bien lo contrario, enclenque, no muy alto, y encima calvo. Pero mi padre tenía algo que no tenían los demás y que era el motivo por el cual, yo de pequeño estaba orgulloso de el. Era una mezcla entre De la Quadra Salcedo e Indiana Jones. Se pareía más el hombre a este último ya que era un tipo que de día trabajaba en un banco con su corbata y su traje, y cuando podía se escapaba a extraños lugares, de lo más recónditos para luego contarnos sus historias y traernos los trofeos que había obtenido. Cambiaba su chaqueta y su bolígrafo en el bolsillo, por su cámara de fotos, y su chaleco a lo Indiana Jones...eso si, con menos pelo, pero con la misma fuerza en sus ojos, en sus anécdotas, en sus reportajes.
    Hoy tengo 20 años y tengo la suerte de que mi padre, a parte de ser un buen padre (En su cometido de ser padre como todos entendemos de lo que es ser un buen padre, valga la redundancia), resulta que aparte de eso, él, también es una referencia para mi como persona, como humano que ha desarrollado en su día a día el equilibrio perfecto para que su vida se nutra de trabajo, cariño, familia, y nobleza. Mi padre es una buena persona. Yo incluso diría que es un santo, lo que pasa que gracias a Dios soy ateo, y por otro lado no me gustan nada ni los santos ni las santas, ni las beatificaciones del Papa...total...bendito sea mi padre!
    Me gusta tener un padre como el mío, y me siento incluso lleno de orgullo y satisfacción de que mi padre haya adoptado en su vida una serie de ideas con las que comulgo a la perfección. El nunca me ha impuesto nada, y sin embargo, debe ser eso de “de tal palo tal astilla” porque en lo que llevo de corta vida, he ido eligiendo una serie de cosas de las que curiosamente el ya había adquirido antes que yo. Me refiero al amor a la cultura, al cine, a la fotografía, a la literatura, a los cuadros, a la música, y no solo a esos “fines”, si no a las personas que lo llevan a cabo. Puedo decir también orgulloso que he “heredado” de mi padre la admiración hacia las personas que hacen arte y que con ello conmueven a las personas. El admiraba y admira a John Lennon, a Paul Mcrtney, a Buñuel, a Dalí, a Lorca, a Fernando Rey, a Paco Rabal, a David Bowie, a Phil Collins, a Los Módulos, a Cela, a Kafka, a Spielberg, y a muchos otros que no digo por que no acabaría nunca. Yo he acabado admirando a todos los que el admiraba, y he admirado a otros nuevos, que no son iguales (risas enlatadas) como Sabina, Jim Carrey, Robbie Williams, Café Quijano, Quevedo, Benedetti, Tim Burton, Savater, Carlos Goñi, y muchos mas. Y curiosamente se ha producido una especie de simbiosis en la cual nos intercambiamos ídolos. Y yo creo que entre otros muchos puntos a una persona se le conoce por los gustos que tiene, por la cultura que admira, y por lo que el quiere aportar a ese mundo de letras, música, imagen, etc.
    Por eso decía que no solo tengo la suerte de estar orgulloso de mi padre, sino que encima le admiro. Por su forma de ser, por su forma de reír, por su forma de mirar, por su forma de entender, por su forma de apreciar, por ser como es y también por esos audiovisuales que son la forma que el tiene de regalarnos sus ojos, su forma de ver los lugares, los parajes, los países. El nos regala su manera de entender la vida cada vez que nos proyecta sus imágenes favoritas y las combina con esa música con la que el también da sonoridad a su vida.
    Si mi padre no fuese mi padre y le conociese a través de uno de sus reportajes, de uno de sus textos o de una de sus fotografías, seguramente yo me haría el mayor admirador de ese hombre, que hoy cumple años. Muchas felicidades, y a seguir siendo como eres chaval!!

    ResponderEliminar
  2. Encantado de que hayas elegido el paraíso para hablar acerca de tu padre..Me siento muy identificado, y comparto contigo muchas de las cosas que dices y sientes..La principal queda resumida en que él y yo nos parecemos mucho menos de lo que yo quisiera..Echemos más a menudo al olvido ese egoísmo que en numerosas ocasiones nos envuelve a los hijos y disfrutemos de ellos ahora que podemos..Un abrazo enorme y gracias por lo del disco..Tienes en el paraíso tu casa..

    ResponderEliminar
  3. uf!llevo un par de dias perdida y cuando vuelvo por aqui me encuentro con un monton de post!! me tengo que poner al dia!
    Seguro que te pareces mas a tu padre de lo que te crees...
    besos y a disfrutar del finde!! :)

    ResponderEliminar
  4. siempre terminamos pareciendonos a nuestros padres y por lo que tú cuentas del tuyo tiene que ser una gran persona tambien tú,lo demuestras con tus palabras ;)

    ResponderEliminar
  5. mmm ya te dije en directo que le felicitaras de mi parte...pero si es necesario te lo repito!!!Felicidades!!! y tb le doy las felicidades por tener un hijo como el que tiene.... qda todo sin esperar nada, q es mi inspiración en las noches tenues..y que sin duda es una gran persona y amigo!!!asi que paraiso apuntate esa por tener un corazón tan de 5 estrellas....besazosssss grandotesss

    ResponderEliminar
  6. Mi padre es una persona que no sabe querer. Pero se cuando me ve a los ojos, que si me quiere. A pesar de ser la ovejita negra de la familia. soy la unica mujer y la mas chica, al igual que la "consentida" de papa. el y yo siempre chocamos por ser tan similares. Yo lo adoro y conosco cada gesto.. se como toca la puerta cuando viene a visitar...
    Felicidades, tienes a alguien a quien admirar y que te admire a ti. Ojala que tu padre cumpla muchos mas...

    ResponderEliminar
  7. No te conozco pero estoy segura de ver en el fondo de tus ojos el reflejo de tu padre. Y sé que no me equivoco porque hablas de bondad, sensibilidad y corazón... todo lo que impregna cada una de las palabras en las que dejas tu huella. No tengas duda de que un día será tu hijo el que escriba que es él quien quiere parecerse al padre que tanto admira.

    Un beso grande, disfrutad ambos del día. ;)

    ResponderEliminar
  8. Yo cada día miro al mío con más admiración. Es muy grande, demasiado grande y apenas es ahora cuando tengo más detalles con él y le doy más demostraciones de mi amor.

    Como me arrepiento de todos los momentos que él me ha pedido que le dé y yo no le he dado durante esos años en los que mi mayor prioridad era divertirme y mimar más a mis amistades que a mi propia familia.

    Estos días le miraba y se me nublaban los ojos. Le veo cada vez más cansado y triste. Supongo que porque cada vez es más consciente de lo rápido que pasa la vida.

    ResponderEliminar
  9. Llego tarde a la felicitación, y sobre todo al precioso mensaje que le dedicaste. Yo hoy no tengo mucho ánimo para hablar de padres, pero me alegra saber que tienes uno como el tuyo.

    Seguro que tienes mucho más de él de lo que tu crees ;)

    ResponderEliminar
  10. Totalmente de acuerdo.
    La mayor parte del tiempo, estamos tan perdidos en las vicisitudes de nuestra propia vida, que nos olvidamos de ellos y de la suya propia.
    Y tampoco nos damos cuenta de lo valiosos y acertados que resultan sus consejos la mayoría de las veces, o no sabemos valorar adecuadamente la tolerancia de cada uno de sus juicios y actuaciones para con nosotros.
    No obstante, como Alfaro, que apela a la cuestión del orgullo paterno, pienso que acabamos devolviéndoles un poco de esa felicidad por medio de ese orgullo que pueden llegar a sentir por nosotros, y que es el consuelo de su vejez, aunque pueda sonar egoísta o mezquino.
    Para terminar, cito a Wilde: "Cuando son jóvenes, los hijos aman a sus padres. Al crecer, los juzgan. Y, a veces, incluso los perdonan."
    Perdonadles pues, y amadles.
    Un saludo.

    ResponderEliminar