domingo, noviembre 14, 2004

De viento en viento

Revolviendo en el cajón de los recuerdos, encontré una factura de teléfono.. “Esto es ya el colmo de mi desorden..” pensé..Pero en cuanto la tuve en la mano, recordé que la había puesto allí a propósito..En ella se podían contar los mensajes que le envié....144 mensajes en 14 días..Así que la factura es digna de ser enmarcada..Aparte de esta estadística tan particular, queda de todo aquello el beso en la mejilla (uno sólo) que nos damos cada vez que nos encontramos de viento en viento..Me parece algo realmente precioso..

2 comentarios:

  1. Anónimo9:45 p. m.

    Es bonito conservar lo que nos trae buenos recuerdos, cuántos mensajes habremos mandado cuando hemos stado enamorados!! ufff Las compañías telfónicas van a promocionar el amor! Normal!
    Un bsit

    ResponderEliminar
  2. Las compañías telefónicas ya hicieron su agosto conmigo con las llamdas desde las cabinas..Y ya ves ahora..Si es que no tengo remedio!!

    ResponderEliminar