lunes, octubre 18, 2004

La primera despedida

De todas las despedidas, la primera fue la más dura..Ni tan siquiera el dolor del imprevisto punto final fue algo comparable a aquella mezcla primera de ilusión y de incertidumbre, de ensueño y de tortura, originada por la imposibilidad de poder continuar forjando con nuestras manos algo tan bello como lo que se había creado..

1 comentario:

  1. Anónimo1:42 p. m.

    Sencillamente precioso, Paraíso. Todavía me asombra la facilidad con la que llegas tan adentro, a esos lugares a donde a malas penas llega uno mismo y que para ti parecen no tener secretos... Creo que lo que más me abruma es la intensidad con la que escribes. Todo un piropo lo de considerarme tu otra mano... Un besito.

    ResponderEliminar